Suscribirse
Profesionales de la Cultura en Aragón

El Movimiento «+Cultura» en Aragón se va consolidando

La plataforma de Asociaciones y Colectivos culturales del movimiento “+ Cultura” va concretando sus objetivos y acciones

El sector cultural en Aragón quiere sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la Cultura.

En el último año diferentes asociaciones profesionales relacionadas con los sectores culturales vienen manifestando tanto a nivel de todo el Estado como en Aragón su inquietud por la situación de la Cultura. Somos más de 20  las asociaciones profesionales y colectivos en Aragón que ya hemos empezado a organizarnos en el movimiento “+Cultura” para intercambiar ideas y proponer objetivos y acciones que contribuyan a hacer más visible el papel de la Cultura en el desarrollo de nuestra comunidad más allá de intereses sectoriales  y buscando posiciones globales de los distintos colectivos implicados en la cultura.  En la primera reunión, más formal, que se desarrolló el día 7 de junio se sentaron las primeras bases de este movimiento. Posteriormente el 20 de Junio y el 4 de Julio se  perfiló  mucho más tanto el proceso como los objetivos y la propuesta de acciones.. La próxima reunión será  el 5 de Septiembre. Seremos muchos más.

¿Cómo sumarme al movimiento?

Si eres una asociación o colectivo cultural, o representas un grupo de emprendedores culturales y quieres sumarte y participar activamente en este movimiento por la cultura en Aragón. Si eres una  empresa, establecimiento, comercio, librería, bar, etc. o bien a título individual  y quieres colaborar hay muy diversas formas  Enganchaté aquí.

 

MÁS INFO EN: http://mascultura2011.wordpress.com/

LAS IDEAS DEL MOVIMIENTO
(A FECHA 5 de Julio 2011)
 

 

 

Sumar y convencer

Resulta fundamental la sensibilización de la sociedad del valor en sí mismo de la cultura como parte de los derechos y el bienestar social. Es obvio que esta implicación de la sociedad requiere a su vez que esta sociedad participe en la propia gestión de la cultura. Se requiere más horizontalidad, más alternativas participativas, educativas o de trabajo comunitario con los entornos, con los espacios y con los artistas. La vida cultural es un principio activo que genera públicos y dinamismo social, algo fundamental en el sostenimiento de la cultura, que no es igual al consumo cultural que solo es un principio pasivo. Tenemos claro que la cultura, al igual que la educación, es una inversión y no es un gasto. Con la inversión cultural y los servicios públicos de la cultura se apoyan proyectos, artistas y creatividades, la vida cultural de los ciudadanos, la madurez y el capital social y por tanto el progreso económico.

También somos conscientes que muchas cosas deben cambiar y se hace necesario replantear los modelos que nos han regido en los últimos años, a la cierta normalización conseguida, no exenta de luces y sombras, especialmente en infraestructuras, debemos añadir objetivos estratégicos sensatos, con nuevas políticas que se alejen de la inestabilidad, la arbitrariedad, el oportunismo, la falta de transparencia y la ineficacia por la falta de coordinación entre las distintas administraciones, y como fundamental los criterios de sostenibilidad, que no quiere decir dejación de la responsabilidad pública.

En el actual contexto de crisis y por otra parte algo evidente ante la los nuevos paradigmas culturales y sociales producidos por la globalización, es inevitable una razonable auto-reconversión para sobrevivir, de artistas, de empresas, de organizaciones culturales, de asociaciones y profesionales. En esta coyuntura el sector está por compartir sensibilidades e intentar aportar soluciones.

Movimiento por la cultura

En esta línea de aportar soluciones en el último año diferentes asociaciones profesionales relacionadas con los sectores culturales venimos manifestando tanto a nivel de todo el Estado como en Aragón la preocupación por la situación de la Cultura. Somos muchas las asociaciones y colectivos culturales que ya hemos empezado en Aragón a intercambiar ideas y proponer acciones que contribuyan a hacer más visible el papel de la Cultura en el desarrollo de nuestra comunidad más allá de intereses sectoriales o gremiales y buscando posiciones globales de los distintos colectivos implicados. Por necesidad y también por responsabilidad intelectual.   En este contexto se viene desarrollando en toda Europa la campaña “We are more”(Somos más), impulsada por Acción Cultural europea y por la Fundación Cultural Europea a la que se han sumado multitud de organizaciones con el objetivo de apoyar las Artes y la Cultura en Europa y evitar los recortes que la Comisión planea para los próximos años en sus programas culturales.

También los diferentes sectores y sus organizaciones están haciendo lo propio. Así los directores de Agencia de cine Europeo (EFADs), la Federación de directores de cine Europeo (FERA) y un grupo de doce redes europeas y productores y distribuidores internacionales han enviado cartas al Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, para solicitar que se mantenga el Programa MEDIA en su forma actual después de 2013, ya que su finalización o recorte presupuestario, supondría una grave amenaza para el desarrollo del sector audiovisual europeo en el plano industrial.

En el Reino Unido con su campaña “I Value the Arts” (Doy valor a la cultura) qued empezóel año pasado. También en Eslovenia están recogiendo firmas contra los recortes.  Holanda ha comenzado su campaña “No cultura/no futuro” para defender sus presupuestos En Italia trabajadores de la cultura han ocupado el Teatro Valle y el Museo de Arte Contemporáneo MACRO ambos en Roma. Y continuara ….

Hemos valorado lo interesante del proceso desarrollado en Polonia y sus “ciudadanos por la cultura” que estos días de Junio con más de 100.000 firmas han forzado al gobierno polaco a firmar un acuerdo de inversión en cultura, pasando del 0,5 al 1%. (la media europea está cerca del 2%)   Los polacos han puesto de manifiesto que “La Cultura es cuestión de Estado” y que “No hay bienestar sin cultura”.

En España, hay comunidades como es el caso de Catalunya que también han emprendido movilizaciones. Concretada en la campaña “No retalleu (no recortar) la cultura” ante la bajada progresiva hasta el 0,8% de la inversión cultural, y los anunciados recortes de la Generalitat Catalana. Manifestaciones y diversas acciones han congregado a miles de personas. La propuesta de la Ley ómnibus que entre otras cosas prácticamente desmontará el CONCA (Consell de les Arts), un buen ejemplo de gobernanza pública de la cultura creado hace tres años, también está desencadenando un fuerte movimiento de contestación, y especialmente porqué está rompiendo todos los consensos y bases que tantos años le ha costado construir a la sociedad catalana , a sus artistas y a sus organizaciones. Esta Ley que se propone equiparar a los artistas y creadores con las empresas deja al mercado libre y a sus necesidades la última palabra. Poco importan ya los artistas y sus obras, se hablará más de productos mercantiles que de creación artística. Mercado y beneficio económico pasan a ser la clave.

El propio 15M está suponiendo una experiencia en modos y formas y que especialmente desde la cultura plantea positivos elementos de reflexión. Las comisiones y asambleas de cultura hablan de racionalizar el sector público, implicar a la sociedad, desterrar el derroche, defender el mérito y la transparencia consensuar las prioridades. En el fondo compartimos con ellos que la sociedad pide una nueva gobernanza y la cultura también la necesita.

El  movimiento por la cultura que está consolidándose en Aragón, y que supone mucho más que intentar mejorar los presupuestos y la inversión en cultura, pretende poner el debate sobre la cultura en la sociedad. Como derecho, como indicador de la calidad del bienestar social, como elemento de creatividad e innovación social. Queremos hacer esto posible haciendo uso de la inteligencia colectiva y especialmente recuperando la sensibilidad, muchas veces enterrada por el excesivo pragmatismo.

 


El proceso en marcha

Consideramos que en este proceso tanto las asociaciones profesionales, los colectivos culturales, y la ciudadanía a título particular, tienen necesidad y espacio para compartir y consolidar este movimiento por la cultura. Hay consenso en dos vertientes, la primera, que resulta fundamental la implicación de la propia sociedad y que a su vez esta sociedad debe participar en la propia gestión de la cultura. La segunda vertiente es que este proceso debe posibilitar a su vez diferentes frentes paralelos de trabajo. Un primero institucional y de representatividad y participación. Un segundo de carácter general y social. Y un tercero de debate y posicionamiento intelectual, y que mediante diferentes sistemas de trabajo o comisiones se pueden abordar las necesidades del conjunto. Así habrá prioridades y temas generales que afectan a todos (sociedad civil, sector profesional, etc.) y otros temas o prioridades propias del sector profesional que implicarán específicamente a las asociaciones profesionales.

Parece razonable que cada cual participe en función de sus necesidades, y no es incompatible que la ciudadanía pueda firmar una demanda o una Iniciativa Legislativa Popular a favor de una Ley de la Cultura en una sala de conciertos cuando van ver a un grupo de su devoción, o participar en una asamblea o reunión de cultura para hablar de cómo proponer la creación del Consejo Aragonés de la Cultura, a la vez que las asociaciones profesionales plantean a las administraciones criterios para la reforma de los sistemas de promoción y difusión cultural. En este sentido a medida que el proceso vaya avanzando se irán planteando los distintos mecanismos y herramientas de participación para poder abordar todas las necesidades y objetivos.

Aspectos organizativos.

De momento el movimiento no se plantea la creación de estructuras, tipo federación o similares o cualquier otra plataforma legal. Las reuniones presénciales periódicas y las posibilidades de la Web 2.0 y sus recursos serán las herramientas básicas organizativas. Para temas concretos como promoción de una ILP en su momento se estudiarán las opciones)

Respecto al nombre del movimiento / plataforma el 4 de Julio se acordó, por votación doble tanto de asistentes como de los votos vía Web y después de un periodo de reflexión desde la anterior reunión del 20 de Junio que la mejor opción era:

clip_image004     clip_image002[1]  

Web provisional, http://mascultura2011.wordpress.com

Se planteó empezar a utilizar herramientas en Red para propiciar la información y la participación y la propia discusión permanente de las propuestas que se van avanzando. En cuanto se pueda se planteará un dominio propio y una Web propia sin las limitaciones de la actual de tipo gratuito.

 


Temas de carácter general que se perfilan como objetivos del movimiento [+ Cultura ] (Última redacción 5 de Julio 2011) 

 

1.- La cultura es un derecho y juega un papel fundamental en el presente y el futuro de nuestra sociedad. Entendemos la Cultura como una inversión y no como un gasto. El apoyo a los artistas, a la creatividad y a la innovación no solo es importante para la vida cultural de los ciudadanos sino también para la evolución de la propia sociedad, para su modernización y para resultar competitiva en la sociedad del conocimiento.

2.- La cultura posee un gran valor en sí mismo y desarrolla valores esenciales para una sociedad democrática como el conocimiento crítico, la memoria y la creatividad. Aporta valores de cohesión para la convivencia como la libertad, el respeto, la libre expresión, la igualdad, la accesibilidad universal, la diversidad, la cooperación y la solidaridad.

3.- En la actual situación de crisis y de escasez de recursos públicos, con fuertes recortes, en el caso de Aragón, 20% en 2010 y el 34% en 2011 se corre el riesgo objetivo de que los responsables de las políticas culturales prioricen otros ámbitos de actividad sin tener en cuenta el valor simbólico, formativo, cohesivo y económico de las prácticas culturales. En este sentido se plantea la necesidad de frenar estos recortes e ir paulatinamente homologándonos respecto a la inversión en cultura a las actuales medias europeas, es decir acercar la inversión cultural de las administraciones públicas en Aragón al 2% del PIB aragonés. Si no se actúa en esta dirección podemos augurar una importante quiebra del sector cultural en todos los sentidos, de la vida cultural, de los artistas y la creatividad, de los profesionales, del empleo, de las empresas, de la potenciación de nuevos sectores productivos, etc. Un sector que representa actualmente en Aragón empleo para más de 12.000 personas de modo directo y 25.000 si contemplamos el indirecto. Se volvió a comentar la experiencia de Polonia «ciudadanos por la cultura» que estos días con más de 100.000 firmas han forzado al gobierno polaco a firmar un acuerdo de inversión en cultura, pasando del 0,5 al 1%.

4.- Creación de mecanismos permanentes de participación de la sociedad civil y del asociacionismo profesional en todos los estadios (autonómico, comarcal, local) impulsando la creación del Consejo de la Cultura y las Artes de Aragón, que no suponen ningún gasto al tratarse organismos de participación no remunerada. Paralelamente establecer acciones para los públicos a fin de que puedan considerar la cultura como un instrumento de participación. Se hace necesario dar pasos hacía una nueva gobernanta cultural.

5. Apoyo a las iniciativas de formación y generación de públicos como principal factor de desarrollo y sostenibilidad del sistema cultural.

6.- Buscar modelos más objetivos, igualitarios y democráticos de apoyo a la creación cultural. Con especial sensibilidad a los artistas aragoneses.

7.-Adecuar los sistemas de ayudas a las nuevas necesidades de los sectores.

8.- Apoyo al desarrollo del talento y la creatividad como principales activos y factores de innovación del sector, promoviendo unas condiciones adecuadas para el progreso de los oficios artísticos y técnicos, así como de la creación más contemporánea a través de la investigación.

9.- Una mayor movilidad de los creadores y los productos culturales tanto dentro de Aragón, España como a nivel internacional.

10.- Fomentar la aplicación de códigos de buenas prácticas y contratos programa en los órganos de decisión de los equipamientos culturales que aseguren la objetividad, independencia y criterios de calidad y excelencia en la gestión cultural con una planificación estratégica que identifique retos, defina prioridades y marcos de acción que den mayor estabilidad a los procesos culturales.

11.- Consideramos que la transparencia de las decisiones en política cultural es una obligación inexcusable de las administraciones. Es fundamental la planificación y la coordinación en la política cultural institucional estableciendo instrumentos de evaluación que permitan valoraciones y análisis objetivos de las políticas e intervenciones culturales públicas, única manera de evitar arbitrariedades y caprichos. La coordinación de las políticas culturales de las diversas administraciones públicas para generar sinergias en el apoyo a proyectos culturales evita su vez duplicidad de medidas y optimiza los recursos públicos. Pensar en la transversalidad de políticas culturales.

12.- Habría que poner el acento de forma muy importante y significativa en el binomio indisoluble de «educación-cultura» o «cultura-educación». Normalmente va muy asociado que a mayor educación mayor posibilidad de inquietud cultural (Redacción provisional)

13.- La necesaria participación de la sociedad en la propia gestión de la cultura implica una educación cívica, participativa, activa, de compromiso, de saber poner el valor de la cultura dentro del propio desarrollo personal y social. Ciudadanos que participan en una vida cultural activa y no solo consumidores pasivos.

14.- Cultura y Medios de Comunicación. Debe apostarse por mejorar la visibilidad de la cultura para conseguir el reconocimiento social del valor potencial de la cultura en el desarrollo personal, social y económico. (Redacción provisional)

15.- La colaboración entre  el sector público y el privado, puede permitir una mayor sostenibilidad del ecosistema cultural con el objetivo de garantizar un servicio público de calidad y de excelencia. (Redacción provisional)

16.- La concreción de estas medidas deberá hacerse inexcusablemente dentro un Plan Estratégico de la Cultura en Aragón que marque objetivos a corto, medio y largo plazo y evite las políticas de improvisación permanente a las que se ve sometida la cultura en nuestra CCAA. (Redacción provisional)

16.- El movimiento +Cultura” debe promover otros temas que afectan a todo el Estado por legislación o aplicación. Entre ellas las más urgentes serían:

a) Estableciendo y aplicación de un IVA homogéneo y reducido a toda la actividad del sector cultural.

b) Adecuar el marco normativo general, seguridad social, fiscal, administrativo a las peculiaridades de los diversos sectores de la cultura.

c) Impulso de una nueva Ley de Mecenazgo y Patrocinio Cultural que fomente de forma eficaz la participación de todos los sectores de la economía productiva en la financiación de proyectos culturales y en el sostenimiento del sector como complemento a los recursos aportados por las administraciones públicas.

 

Relación de acciones a contemplar.

– Campaña de recogida de firmas para mejorar las inversiones en cultura de las administraciones públicas, para tratar de acercar la inversión cultural de las administraciones en Aragón al 1,5-2% del PIB aragonés, (actualmente se dedica el 0,89%, de los presupuestos generales de la CCAA). La media europea de inversión cultural se acerca al 2% del PIB.

– Campaña de amigos/as  de  “+ Cultura” en todo  tipo de establecimientos, locales y empresas para sensibilizar a la ciudadanía de su importancia en el desarrollo integral de Aragón. A la vez se ponen de manifiesto los establecimientos sensibles y por lo tanto recomendables

Propuesta de creación del Consejo de la Cultura y las Artes de Aragón como organismo de participación, control y asesoramiento. Estimulando sus homólogos en los demás niveles de la administración local y comarcal. Este Consejo será la visualización de la participación necesaria de la sociedad civil en el control y en las grandes decisiones sobre la política cultural. Organismo que no conlleva costes al ser de representatividad ciudadana.

–  Impulsar una Ley de la Cultura en Aragón, para normalizar y regular el derecho de los aragoneses a unos mínimos culturales. Planteando su impulso mediante una ILP (iniciativa Legislativa Popular) que permitiría poner el debate del bienestar cultural en el escenario de la comunicación y la política activa en el empeño de conseguir unas 15.000 firmas mínimas para iniciar la iniciativa y por lo tanto poder ser tramitada en el parlamento aragonés.

– Impulsar un “compromiso por la cultura” entre la intelectualidad y los artistas bien situados en el panorama mediático que colabore en los objetivos generales del movimiento.

“Transversalidad de acciones”. Implicar a otros sectores en los fines de “+ Cultura” (Universidad, etc.)

Acciones / performances en momentos especiales para estimular el debate ciudadano sobre la cultura.


A día  4 de Julio  SOMOS

Más Información: http://mascultura2011.wordpress.com/

Deja un comentario


  • PROCURA. Profesionales de la Cultura en Aragón

    Calle del parque 2, 4ºDcha
    22002 Huesca
    Aragón – España
    asociacionprocura(arroba)asociacionprocura.es

    Suscríbete al boletín

    *campo obligatorio